10 miedos a la hora de comprar un vehículo de ocasión (VO)… ¡CYSDA te ayuda a afrontarlos!

vehículo de ocasión

Las ventas de vehículos de ocasión (VO) continúan creciendo. Según los datos disponibles, hasta el mes de abril el acumulado del año se situaba un 7,5% por encima del mismo periodo de 2017 y la tendencia apunta a que seguirá creciendo. Sin embargo, aún hay compradores que se muestran reacios a apostar por el mercado de coches usados cuando van a adquirir su vehículo.  ¿Qué dudas les surgen? ¿A qué miedos se enfrentan? Sean cuales sean, CYSDA puede ayudarles a superarlos.

1. Falta de información sobre el vehículo.

Cuando adquirimos un coche nuevo, tenemos la constancia de que lo estrenamos nosotros y damos por supuesto que no nos va a dar problemas de fiabilidad. Sin embargo, al adquirir un vehículo de ocasión, nos pueden surgir dudas. ¿Cuál es el historial del vehículo? ¿Qué trato ha recibido por parte de su anterior dueño? ¿Han llevado a cabo las revisiones e inspecciones pertinentes?

En CYSDA recomendamos, siempre que sea posible, buscar un coche del que podamos obtener referencias fiables. Por ejemplo, que pertenezca a un familiar, a un amigo o a algún conocido de tu entorno. De ese modo, es más fácil conocer sus antecedentes y sentirnos más seguros con su compra.

2. ¿Y si el vendedor desaparece?

Otro de los grandes miedos de los compradores a la hora de adquirir un vehículo usado, sobre todo si tenemos la intención de comprarlo a un particular, es que el vendedor desaparezca antes de habernos entregado el coche. Nuestra recomendación es, en primer lugar, que evites tratar con intermediarios de cualquier tipo, a no ser que estén claramente autorizados por el propietario. Y, en segundo lugar, que compruebes que el vendedor está localizable en un teléfono español, mucho mejor si dispones también de su número fijo.

Importante, nunca, bajo ningún concepto, adelantes dinero, a no ser que tengas información completa y corroborada del vendedor y del coche. En cualquier caso, si entregas una señal al vendedor, firma un contrato formal de arras para disponer de un justificante ante cualquier problema que pueda surgir.

3. Miedo a que sea una estafa.

En el mercado operan todo tipo de vendedores, unos más legales que otros, por lo que está justificado el temor a sufrir una estafa. Nuestro consejo es que desconfíes de los chollos y no muestres interés por aquellos vehículos que estén muy por debajo del precio de mercado porque, en la gran mayoría de los casos, pueden ser una estafa.

SI te has decidido por algún modelo, no compres con prisas. Antes de formalizar la compra, identifica perfectamente al vendedor mediante su DNI, NIE o el CIF –si se trata de una empresa–. Y, además, revisa la documentación del coche, cotejando la matrícula del permiso de circulación y el número de bastidor o VIN en la Ficha Técnica del Vehículo.

En caso de que el propietario sea una empresa, comprueba en el registro mercantil que la persona con la que tratas se encuentra debidamente autorizada y tiene la potestad de vender el vehículo.

4. ¿Tendrá toda la documentación en regla?

Para saber si el coche que vas a adquirir tiene toda la documentación en regla, pide siempre  un informe registral de antecedentes del coche en la DGT para verificar: los datos de la documentación, la información facilitada por el vendedor y, finalmente, para confirmar que no hay ningún problema para realizar el cambio de titularidad.

5. ¿Y si empiezan a surgir problemas tras la venta?

Ningún vehículo, ya sea nuevo o de ocasión, está libre de presentar problemas de un día para otro. Sin embargo, para prevenir, pide al vendedor toda la información disponible sobre el mantenimiento del coche: libro de revisiones, informes  de la inspección técnica de vehículos (ITV), facturas de taller o de recambios, etc. y comprueba los datos más relevantes, con el fin de detectar que no haya desfases en los apuntes de kilometraje. Una vez conseguida esta documentación, si tienes ocasión, habla con el concesionario, la estación de ITV, el taller o la tienda de recambios por donde ha pasado el vehículo. Ellos te podrán alertar de los problemas graves.

6. ¿Me estarán engañando con el estado del vehículo?

Si nuestros conocimientos sobre mecánica son limitados e, incluso, aunque no lo sean, nos arriesgamos a que el estado del vehículo diste mucho de lo que nos cuenta el vendedor. Nuestro consejo es que antes de comprar, pidáis una revisión independiente del coche, como la de Certiauto, para verificar su estado.

Certiauto comprueba el correcto funcionamiento y fiabilidad de los elementos mecánicos, eléctricos, electrónicos y de carrocería. Mediante el informe de control de calidad Certiauto de CYSDA, se revisan 120 puntos del vehículo, dividido en 6 fases: identificación y motor; alumbrado, señalización y acondicionamiento exterior; prueba dinámica; compartimento de motor y control de sistemas electrónicos; acondicionamiento interior; y procesamiento, informe y certificación.

Seguid este consejo aunque el coche sea de un familiar o amigo. Podría ocurrir que el técnico de Certiauto detectara algún problema latente que se vaya a manifestar en el corto plazo y que el propietario lo desconozca. Una vez hecho, comprobad que no existan discrepancias entre la información facilitada por el vendedor sobre el mantenimiento del coche y el informe de inspección realizado por Certiauto.

7. Los kilómetros que marca… ¿serán reales?

El fraude en el kilometraje es uno de los principales problemas que afectan al mercado de compra-venta de vehículos usados, por lo que, como os contábamos hace unas semanas, las autoridades ya están tomando medidas para evitarlo.

Mientras tanto, os aconsejamos estar muy atentos y hacer las comprobaciones pertinentes a través de los pasos previos que hemos dicho. En primer lugar, mediante el libro de revisiones y de las inspecciones técnicas que ha superado, ya que en ellas figurarán los kilómetros del vehículo.

En segundo lugar, apostar por el certificado Certiauto. ¿Por qué? Porque mediante la revisión de esos 120 puntos, nuestros técnicos podrán comprobar si el kilometraje que registra el vehículo se corresponde con el estado del mismo y, en caso de que no sea así, darán la voz de alarma.

8. ¿Podré probar el coche?

No solo puedes, sino que debes hacerlo. Antes de firmar un contrato de compra-venta, es aconsejable que exijas al vendedor una prueba del vehículo para determinar tus sensaciones al volante. Es más, si es posible, pide también circular como copiloto durante un rato. Así verás su modo de conducción (agresividad, modo de frenado, etc.) y qué elementos pueden haberse visto afectados con ello a lo largo de los años.

9. ¿Qué garantías tendré?

Como ya os hemos contado en alguna ocasión, la ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo solamente es aplicable a los concesionarios y no a la venta entre particulares. A lo que sí está obligado el vendedor particular es la de entregar el vehículo sin ningún tipo de carga, gravamen o defecto oculto.

Nuestro consejo es que, en caso de que detectes, a posteriori, alguna irregularidad en estos campos, hagas uso del periodo de 6 meses que te ofrece la ley para interponer una demanda judicial con el objetivo de arreglar los desperfectos sin coste o de devolver el producto.

10. ¿Y una vez finalizada la compra?

Una vez cerrada la compra, debes realizar el cambio de titularidad en la DGT antes de 10 días. Recuerda quedarte con el contrato de compraventa o una fotocopia del mismo, una fotocopia del documento de identidad del vendedor, la solicitud de cambio de titularidad del vehículo firmada por comprador y vendedor, y la documentación del vehículo (Tarjeta ITV, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal pagado correspondiente al año anterior al trámite).

Para hacer el cambio de titularidad, deberás abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales ante Hacienda de tu Comunidad Autónoma y acudir a la Jefatura de Tráfico para abonar las tasas y aportar toda la documentación necesaria para efectuar el trámite.

Si estás interesado en contratar el servicio Certiauto, ponte en contacto con nosotros.

Si te ha gustado el contenido, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter