El 30% de los vehículos de segunda mano vendidos tiene más de 15 años

vehículos de segunda mano

Uno de cada tres coches usados que se transfieren en España tiene más de 15 años. Así lo asegura el estudio que la consultora MSI ha llevado a cabo para FACONAUTO – Concesionarios de Automoción, donde se recoge el mercado de vehículos de ocasión creció un 6,5% en el mes de febrero, hasta superar las 161.500 unidades. De ellas, más de 47.200 correspondieron a la franja de coches más antiguos.

Los datos reflejan, además, que nos encontramos ante un mercado muy polarizado, ya que las ventas de vehículos de hasta tres años continuaron siendo protagonistas en el segundo mes del año, registrando un incremento del 25%. En esa misma línea, los modelos de entre tres y cinco años incrementaron sus ventas un 21,6%, pero la franja que va de los seis a los diez años sigue sufriendo la falta de stock, y ha visto caer sus transferencias un 16%.

Evolución del valor residual de los vehículos de segunda mano

Estas cifras tienen su reflejo en la evolución del valor del mercado en relación con el valor residual de los coches transferidos (la depreciación de un vehículo teniendo en cuenta su edad, kilometraje e imagen de marca). Así, los modelos cuyo valor residual es superior a 15.000 euros, en su mayoría usados “jóvenes”, incrementaron las transferencias un 23% de promedio en febrero.

Estos vehículos usados de mayor valor, seguros y eficientes, son los que están comercializando los concesionarios, que el mes pasado volvió a ser el canal de ventas que más creció. En concreto, las redes oficiales de distribución vendieron un 35% más que durante el mismo mes del año pasado y acapararon el 20% del mercado.

Preocupación en términos medioambientales y de seguridad vial

Desde FACONAUTO han mostrado su preocupación en términos medioambientales y de seguridad vial por este envejecimiento del parque automovilístico, sobre todo porque las previsiones apuntan a que esta tendencia va a continuar y que la edad media del parque seguirá disparándose.

Esta preocupación la comparten en la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), desde la que han asegurado que “reducir la contaminación y proteger el medio ambiente pasa, principalmente, por atajar la antigüedad del parque, que se mueve en los 12 años de media, y no por añadir más presión fiscal al automóvil que ya contribuye a las arcas públicas con más de 26.000 millones de euros anuales”.

GANVAM ha realizado estas declaraciones al hilo de las informaciones que apuntan a una posible subida de impuestos al diésel en el marco de la reforma de los tributos medioambientales dentro de la negociación de la financiación autonómica con las comunidades. Desde la Asociación consideran que esta reforma fiscal “debe ir encaminada a desincentivar a los vehículos más antiguos que son realmente los que más perjudican el medio ambiente, en lugar de ser hostil con la renovación del parque. Y es que, al ir en contra del diésel, se está lanzando un mensaje equivocado al ciudadano y demonizando una motorización que, como en el caso de los nuevos diésel Euro 6, cumple los objetivos medioambientales”.

Desde GANVAM apuestan por incentivar el achatarramiento de los coches más antiguos, a través de programas de estímulo que favorezcan el cambio hacia vehículos más modernos y eficientes.

En esos mismos términos se ha manifestado Raúl Morales, director de comunicación de FACONAUTO, quien ha asegurado que “es muy mala noticia que tantos coches con más de quince años sigan en el circuito del mercado de usados, cuando deberían estar fuera de circulación. No se puede seguir dando la espalda a un problema que, de seguir así, se va a convertir en acuciante. Una de las soluciones está en el propio mercado del vehículo usado, que podría ser una herramienta de primer orden para acelerar la renovación del parque si se pusieran sobre la mesa, entre otras cosas, medidas que propiciaran que los dueños de esos coches de más de quince años, que coinciden con las rentas más bajas, pudieran adquirir otro usado de hasta cinco años o, incluso, uno nuevo”.

Servicio de certificación CERTIAUTO

Desde CYSDA, una vez más, nos ponemos a disposición tanto de compradores como de vendedores de vehículos de ocasión, para ofrecer nuestro servicio de certificación independiente CERTIAUTO, pionero en el mercado, que proporciona un alto valor añadido a cualquier transacción, ya que se trata de un documento acreditativo, realizado desde la independencia, integridad y profesionalidad de nuestros técnicos. Se trata de una garantía externa que les ayuda a materializar la compraventa de vehículos usados.

A través de este servicio, se comprueba el correcto funcionamiento y fiabilidad de los elementos mecánicos, eléctricos, electrónicos y de carrocería, revisando 120 puntos del vehículo, tanto de motor, como de alumbrado, sistemas electrónicos, acondicionamiento exterior e interior y pruebas dinámicas.

¿Quieres contratar nuestro servicio Certiauto?

Si te ha gustado el contenido, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter